Tengo el colesterol a más de 200... Y qué? Publicidad alarmista sobre colesterol y productos lácteos con esteroles vegetales

Detalles

Tengo el colesterol a más de 200... Y qué? Publicidad alarmista sobre colesterol y productos lácteos con esteroles vegetales

Fuente: Ilustrandolasalud.tumblr.com

En los últimos meses se aprecia una avalancha de personas preocupadísimas porque tienen el colesterol a más de 200. Coincide con la saturación que tenemos en televisión de los anuncios del Danacol ®, un lácteo enriquecido con esteroles vegetales que se presenta como alimento imprescindible para bajar el colesterol y de la "terrible" barrera de los 200.

Hipercolesterolemia

Se considera que una persona tiene una hipercolesterolemia (o sea, tener problemas con el colesterol) cuando tienen cifras de colesterol total mayores de 250 mg/dl (5,2 mmol/l) (1), sin embargo se sabe que determinadas personas pueden beneficiarse de reducciones de colesterol si tienen cifras por encima de 200 mg/dl (no todos, sólo los que presentan otros factores de riesgo cardiosvacular). Dejando a un lado las personas que ya han tenido un evento cardiovascular (ICTUS, infarto, cardiopatía isquémica) que siempre han de tomar tratamiento para el colesterol, nos centraremos sólo en aquellos que no lo han tenido, la mayoría, los que llamamos prevención primaria.

La cifra de 200 solo marca el nivel a partir del cual debemos solicitar un perfil lipídico completo, es decir que incluya el colesterol "bueno" (HDL), el "malo" (LDL) y los triglicéridos ("el feo" :D). Una persona puede tener un colesterol de 250 con un HDL de 80 y un LDL de 140 y no necesitar ningún tipo de intervención (de fármacos ni de dieta), mientras la misma persona con un colesterol de 210 y un HDL de 30, LDL de 150 y unos triglicéridos de 300 puede requerir dieta y tratamiento intensivo del colesterol.

Sólo tras una evaluación integral del perfil de lípidos en sangre y teniendo en cuenta el resto de factores de riesgo cardiovascular (tabaco, hipertensión, diabetes, enfermedad renal crónica, obesidad, infección VIH, estrés, consumo de cocaina....), el sexo, la edad y tras consultar una tabla de riesgo cardiovascular, podemos decir que una persona tiene problemas de colesterol o no y si estos necesitan sólo de dieta o también de tratamiento o mejor intervenir en otros factores como el tabaco, la tensión arterial o el estrés psíquico.

DE NADA SIRVE hincharse a danacoles si sigues fumando, sin hacer ejercicio,comiendo sin control o lle vando una vida estresadísima, porque es mucho, repito, muchísimo más importante que dejes de fumar, cambies tu dieta, practiques meditación y te desestreses y vayas un par de días a hacer ejercicio físico, que tomar estos productos cada día. Y con lo que te ahorras te pagas la cuota del gimnasio y te compras unos nuevos pantalones para ese tipo que se te va a qued r ;) de hacer deporte.

 

El miedo vende

La industria de la publicidad sabe que el miedo vende, y qué mejor miedo que el miedo sobre la salud y el miedo a la muerte para generar una necesidad imperiosa de comprar y consumir un producto que se muestra sutilmente como el aliado perfecto para salvarnos la vida.

Los lácteos con esteroles vegetales sólo reducen ligeramente la cifra de colesterol (10%), lo cual a efectos de beneficios para la salud es clínicamente cero. Se considera que una intervención para reducir el colesterol ha de ser de al menos del 30% de disminución en prevención primaria y del 40-50% en prevención secundaria o alto riesgo para tener efectos clínicamente significativos (reducción del riesgo de ICTUS, infarto, muerte cardiovacular) y esto sólo se consigue con una combinación de dieta + medicamentos y NO con alimentos funcionales como los estercoles vegetales.

 

Mejor comer alimentos ricos en esteroles vegetales que alimentos suplementados con esteroles vegetales

Los suplementos muchas veces no funcionan como la dieta. Tenemos el ejemplo de los suplementos de omega 3 que no han demostrado reducir el riesgo cardiovascular a pesar de mejorar el colesterol, mientras que el consumo de pescado si. Por ello, en vez de pagar de más por un lácteo enriquecido con esteroles vegetales extraídos de otros alimentos que si son ricos en ellos, es mejor introducir éstos alimentos en la dieta habitual. ¿Y dónde los encontramos? pues en alimentos ricos en aceites como el aceite de maíz, de girasol, de soja y oliva, los frutos secos (sobre todo almendras), las legumbres (sobre todo alubias) y en menor medida algunas verduras y frutas como la lechuga, el maíz, el plátano, la manzana o el tomate.

No malgastes el dinero en Danacol ® u otros lácteos enriquecidos con esteroles vegetales que, por otro lado, pueden estar repletos de azúcar o edulcorantes artificiales.

Recuerda llevar una dieta saludable de estilo mediterránea y si quieres más información puedes consultar el resto de entradas relacionadas del blog del Dr.Lopez Heras 2.0 Medicina de Familia en la Red :

  1. Obsesionados con el colesterol (1): Tipos de colesterol y tipos de pacientes.Colesterol bueno, colesterol malo y riesgo cardiovascular

  2. ¿Cifras de colesterol o riesgo cardiovascular? ¿Qué nos debe llevar a recomendar iniciar un tratamiento? Obsesionados con el colesterol (2)

  3. ¿Tengo el colesterol elevado pero me médico no me trata? Obsesionados con tratar el colesterol (3): Nuevas guias de riesgo cardiovascular, cuando tratar y cuando no tratar

  4. Para bajar el colesterol y perder peso, ¿dieta baja en grasas o baja en hidratos de carbono?

 


Fuente: Dr.Lopez Heras 2.0 Medicina de Familia en la Red

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

   

Buscar en la web  

   

Guias de salud  

guia1

corazon

corazon

   

Síguenos en Facebook  

   

Síguenos en Twitter  

   

Siguenos en tu móvil  

   

esDIABETES  

   

iCoach  

   

El cuerpo por dentro  

   

Principio de complementaridad HONcode

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual.


Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.