Las bicicletas son para las ciudades.....limpias. Ciclismo urbano y contaminación: riesgos y beneficios para la salud

Detalles

Las bicicletas son para las ciudades.....limpias.

Ciclismo urbano y contaminación: riesgos y beneficios para la salud 

 

Beneficios de la bicicleta en la ciudad

 

         Mejoras en la salud y reducción de enfermedades:  

Los beneficios en la salud del uso de la bicicleta en la ciudad son incuestionables. Como cualquier medida que suponga un incremento de la actividad física de intensidad moderada, se ha observado una mejora de la salud de los ciclistas urbanos al cambiar el coche, la moto o el transporte público por la bici o caminar. Entre otras cosas se ha observado una reducción de infartos de miocardio e ICTUS, mejora del ánimo, reducción de estrés, mejora del control de la diabetes, reducción de peso, de la tensión arterial; mejora en el funcionamiento del sistema inmunitario, efecto antitumoral y antinflamatorio general (2); reducción de la osteoporosis, mejoras de la memoria y reducción de la incidencia de cánceres... Curiosamente, según un estudio publicado en el British Medical Journal (BMJ) , la reducción en el numero de infartos e ICTUS fue mucho mayor en hombres que en mujeres, en las que la influencia era mayor en la mejora del estado de ánimo. Como veremos otro día el ejercicio físico es la medicina perfecta. 

        La bicicleta nos produce relajación y forma parte de la filosofía de vida slow-down

Christian Petersen y las 120 bicis de la fachada de su tienda de bicicletas de Berlín.
Foto Reuters, Tomada de trankibikers.com

 

Movimiento Slow - Enlentece tu vida! 

Usar la bicicleta forma parte de la filosofía del movimiento slow (slow food, slow work, slow freetime, slow life...) y por supuesto de las Slow Cities. Cualquiera que haya circulado en bicicleta habrá sentido como su mente se relaja. Salir del trabajo y que te de el aire de camino a casa, esa sensación de circular a baja velocidad, viendo el sol, los árboles y el discurrir de la vida... O un paseo en bici el fin de semana con la familia, con los hijos....uno no se da cuenta de lo saludable que es hasta que comienza a hacerlo. La bicicleta relaja, nos desconecta de la rutina diaria, en comparación con ir aprisionados en el metro respirando un aire viciado, que como evidencia el estudio del BMJ puede contener hasta 10-15 veces más concentración de contaminantes que el de cualquier calle de la ciudad. Pruébalo! Nunca volver del trabajo será lo mismo haciéndolo en bici.

 

Reducción de la contaminación atmosférica y acústica 

Sin duda una de las mayores ventajas de la bicicleta es su contribución a la reducción de la contaminación atmosférica y acústica en nuestras ciudades. Cada persona que deja en casa la moto o el coche contribuye a hacer la ciudad más amable, con menos gases tóxicos y menos ruido. El uso de la bicicleta debería estar subvencionado ante las gran cantidad de beneficios que a porta a la ciudad y a sus ciudadanos. 

 

Riesgos del uso de la bicicleta en la ciudad 

        Ejercicio en zonas de alta contaminación. ¿Como nos afecta?

Una de las cosas que más me preocupa en este sentido es que estar haciendo ejercicio al circular por vías de alta densidad de tráfico, se inhala mayor cantidad de aire contaminado que si vamos andando o en coche. Es como si diéramos más caladas a un cigarro, aspiramos más humo y nos hace más daño. La OMS reconoció el año pasado que la contaminación de las ciudades era causante directa de cáncer, enfermedades respiratorias (bronquitis crónica y asma) y cardiovasculares (como infartos de miocardio o ICTUS) y es causante de 7 millones de muertes al año en el mundo. A pesar de la mayor inhalación de contaminantes asociado al ejercicio de ir en bicicleta, un uso esporádico o diario de trayectos cortos (unos 15-30 minutos /1 o 2 veces al día), incrementa poco la exposición de contaminantes a lo largo de 24 horas en comparación con ir a pie o en trasporte público. En cambio 15 minutos de actividad física diaria supone un benéfico sobre la salud tan notable (de hecho este beneficio comienza a notarse ya con sólo 7 minutos al día) que supera con creces los perjuicios del aumento de exposición a contaminantes (que no por ello dejan de ser perjudiciales). Conclusiones similares salen del estudio publicado en el BMJ sobre el impacto en la salud del sistema de bicicletas público de Londres.

 

·         Accidentes tráfico

 

Es un riesgo tanto para el ciclista como para los peatones. Para los ciclistas porque circular por la calzada junto a coche y motos los hace especialmente frágiles, siempre tenemos las de perder en cuanto a llevarnos la peor parte en un accidente con un vehículo a motor. Cada año mueren en vías interurbanas (fuera de la ciudad) decenas de ciclistas. En las ciudades las muertes son menos pues las velocidades son menores y hay más posibilidad de no circular junto a los coches. A pesar de los accidentes, el estudio del BMJ deja bien claro que los beneficios en reducción de enfermedades compensan con creces el numero de lesiones por accidente.

 

Para los peatones, porque el peatón es más frágil que nosotros y en caso de accidente va a soportar el impacto de un objeto en movimiento que somos nosotros con nuestra bici. Tengo un paciente que fue arrollado por una bicicleta en un paso de peatones y sufrió una fractura de cadera. Esto no puede suceder. Cumplir las normas de circulación para bicicletas es tan importante como cuando vamos en motos o coche, incluido no saltarse los semáforos y ceder el paso a los peatones cuando circulamos por las aceras y pasos de cebra en los que ellos siempre tienen la prioridad.

 

La obligatoriedad del uso del casco ha sido polémica en estos últimos meses. No existe evidencia de que su uso pueda ser beneficioso dentro de las ciudades.  Pero si vas por la calzada es recomendable. En niños, su uso sí que es obligatorio. Son más vulnerables a las caídas, y las consecuencias de golpes en la cabeza en un cerebro en desarrollo son mayores que en un adulto. 

        Conflicto peatones, coches y bicicletas. 

La incorporación de la bicicleta en las ciudades está suponiendo una adaptación del resto de componentes de la circulación (peatones, motos, coches, autobuses o tranvías) que a veces causa conflicto. Cada uno deberíamos desarrollar un poco más de empatía y ponernos en el lugar del usuario del otro medio de transporte. Con frecuencia somos a veces peatones, a veces ciclistas, a veces motoristas, a veces conductores, a veces usuarios de transporte público.  Respeta al otro medio, igual que te gustaría que te respetara el otro a ti, ese debe ser el lema de todos para mejorar la convivencia en la ciudad. Ese y respetar las normas de circulación que son las que aseguran el correcto orden de la circulación y la convivencia.

Fuente Web Medicina de Familia en la Red

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

   

Buscar en la web  

   

Guias de salud  

guia1

corazon

corazon

   

Síguenos en Facebook  

   

Síguenos en Twitter  

   

Siguenos en tu móvil  

   

esDIABETES  

   

iCoach  

   

El cuerpo por dentro  

   

Principio de complementaridad HONcode

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual.


Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.